Las lecturas de este primer día de la novena nos presenta un Dios que quiere salvarnos y ofrecernos su cercanía y la figura de Juan se convierte en luz para nuestra vida en el sentido de abrirle camino al Señor por medio de signos concretos de acogida y misericordia para todos/as