SOMI

SOLIDARIDAD
Y MISION

Área de Solidaridad y Misión (SOMI)

Justicia, paz e integridad de la creación es una opción en misión compartida, asumida por las personas y comunidades locales de la Provincia, expresada en un proyecto articulado con los centros misioneros, con la educación popular y otros afines, para defender y dignificar la vida en todas sus formas. Se proponen las siguientes líneas inspiradoras:

 

  • Reconocemos que “la misión de Cristo Redentor, confiada a la Iglesia, (…) se halla todavía en los comienzos y que debemos comprometernos con todas nuestras energías en su servicio” (RM 1).
  • “Buscaremos modos eficientes de movilizar, coordinar y animar –en el conjunto de la Congregación y en los diversos continentes– los objetivos y acciones de la Procura Misionera, del Secretariado de JPIC y de nuestra presencia en ONGs y Naciones Unidas” (MS 67.5).
  • “Impulsaremos compromisos de acogida y acompañamiento de personas y colectivos empobrecidos y excluidos, promoviendo procesos de inclusión y transformación social” (MS 67.6).
  • Nos proponemos continuar el trabajo en sectores populares, en situación de frontera, conflicto, marginación y exclusión con el ánimo de “acoger, escuchar, acompañar y cuidar a los más frágiles de la tierra: los sin techo, tóxico-dependientes, refugiados, migrantes, indígenas, ancianos, mujeres maltratadas, niños por nacer, todos los explotados e indefensos” (MS 52.1).
  • Nos inspiramos en los principios evangelizadores del carisma claretiano, atentos a la defensa de los derechos humanos y de los pueblos, la salvaguarda de la creación, desde una espiritualidad de oyentes y servidores de la Palabra, en itinerancia misionera.
  • Queremos contribuir a la formación alternativa de una cultura en defensa de la vida, por ello nos proponemos “abrirnos a nuevas experiencias del Espíritu que nos hace salir hacia las periferias de pobreza, exclusión y descarte, que nos agracia con el don de la misericordia y la compasión, que nos concede una visión profética alternativa desde las periferias –auténtico “lugar teológico” y hermenéutico– y que nos lleva a promover culturas éticas de cooperación y solidaridad” (MS 52.2).
  • Nos comprometemos a asumir la voz profética de anuncio y denuncia ante la injusticia social y sus causas, y a favor de las víctimas y empobrecidos de los sistemas deshumanizantes.
  • Nos comprometemos a fortalecer la liberación de los sujetos y comunidades utilizando métodos participativos de educación popular y diálogo intercultural, por ello nos comprometemos a “unirnos con los pobres, que son agentes evangelizadores, protagonistas de la única Misión que viene del Espíritu” (MS 52.4).

En consecuencia asumimos los siguientes desafíos y propuestas:

DESAFÍOS

PROPUESTAS

Que se elabore y articule el proyecto Solidaridad y Misión (JPIC, Procura, Fundación Nuevo Mundo Constructores de Paz).

–  Constituir el equipo provincial de solidaridad y misión.

–  Realizar un encuentro para la elaboración del proyecto provincial de solidaridad y misión y su correspondiente plan de actividades.

 

Señor, que no pensemos sino como seguir e imitar a Jesucristo en trabajar, sufrir y procurar siempre y únicamente la mayor gloria tuya y la salvación de las almas. San Antonio María Claret